El hijo de López Obrador o Claudia Sheinbaum salen en defensa del proyecto estrella del presidente tras las críticas recibidas por un grupo de artistas y cantantes.

La movilización en defensa del Tren Maya ha sacado del silencio incluso al hijo del presidente de México, José Ramón López Beltrán, envuelto semanas atrás en una polémica relacionada con su mansión de Florida. El hijo mayor de Andrés Manuel López Obrador respaldó públicamente a su padre al criticar al grupo de actores y cantantes que se movilizaron en contra del Tren Maya y que exigen un cambio en el tramo cinco que va de Cancún a Tulum, para que no atraviese la red de cuevas y cenotes que recorre la región. El hijo del expresidente publicó un mensaje en sus redes sociales criticando que “los mejores momentos” del comediante Eugenio Derbéz y de Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, dos de los artistas que encabezan la campaña, fueron en los años 90 y les aconsejó no hacer caso a sus “fatuas” y “superfluas malas amistades”.

El hijo de López Obrador ha sido el último en sumarse a la oleada de ataques recibida por los músicos y artistas tras su posicionamiento. El grupo de famosos, que forman parte de la campaña ‘sélvame del Tren’, entre los que también están Kate del Castillo o Natalia Lafourcade, respondieron al mandatario que no son un grupo pagado por nadie. “Nadie nos contrató, nadie nos pagó, no hay bandera política dentro de este movimiento”, dijeron después de que el presidente les llamara “pseudo ambientalistas” apoyados por la oposición y “usados” por empresarios como Claudio X. González. “Quién sabe quién hizo los textos, quién los financió, no es que les hayan pagado, aunque también hay esa posibilidad (…) pero sí costó esa producción y alguien está detrás, alguien como Claudio X. González, los mismos que se sienten afectados de la Riviera Maya que han destruido el medio ambiente y otros más que están en contra de nosotros”, dijo esta semana. “No hay destrucción de la selva, es una brecha, cuando mucho, de 50 kilómetros de los 1.500 (que tiene el recorrido completo del tren) y no es monte alto de selva, es un acahual, que es distinto”, defendió.

Las críticas recibidas por los daños medioambientales que está provocando el tren que recorrerá la península de Yucatán y que es uno de los proyectos que más inversión, tiempo y viajes está requiriendo del mandatario, movilizó también a otras prominentes figuras de la llamada 4T, como Claudia Sheinbaum. Para la Jefa de Gobierno de Ciudad de México, los artistas que se opone a la construcción del tramo 5 del Tren Maya “están mal informados” y les recomendó “que no se dejen manipular”. Sheinbaum ha dicho: “Que se informen bien, que no se dejen mal informar y no usen las fake news como su fuente de información. Que realmente revisen e investiguen lo que se está haciendo en materia ambiental por parte del gobierno y se van a sorprender. Así como quedaron sorprendidos con el aeropuerto Felipe Ángeles, igual se van a sorprender con todo lo que ha hecho el gobierno de México en materia ambiental”. Sin mencionarlos, Sheinbaum insistió en que los participantes de la campaña deben informarse bien y no oponerse a obras importantes para el desarrollo del país; “que vayan a fondo, que es lo que realmente un ecologista, un ambientalista debe hacer: informarse bien, a fondo y, con ello, ya ejercer una opinión”, señaló.

Las críticas a los cantantes y artistas no se limitaron a las declaraciones públicas de personalidades afines al gobierno. En redes sociales el tema se convirtió en tendencia durante esta semana y casi siempre fue para atacar al grupo de músicos y artistas movilizados. “Hablemos de tu Estado, Lafourcade. ¿Dónde estabas cuando en 2012, el gobierno de Calderón modificó el área reconocida como Parque Nacional Sistema Arrecifal Veracruzano y autorizó que se ampliara el Puerto de Veracruz?”, le dijeron en redes a la cantante jarocha. En otros casos, criticaron al cantante Café Tacvba, por tener un hotel en Tepoztlán (Morelos) “que contribuye al desplazamiento de los pobladores originarios”.

El polémico tramo del Tren Maya ha indignado no solo a la comunidad artística, sino que ambientalistas y pobladores de Yucatán también exigen un cambio en el Tramo 5 del Tren Maya, que va de Cancún a Tulum y que amenaza con destruir el sistema de ríos subterráneos más grande del mundo, afectando la flora y fauna del lugar y deforestando los últimos bastiones de selva que quedan en México. Según el colectivo Jóvenes por Solidaridad, debajo del nuevo tramo se encuentra uno de los sistemas subacuáticos más extensos e importantes del mundo. Las alarmas se encendieron en enero, cuando Fonatur, la autoridad encargada del Tren Maya, anunció el cambio del tramo. Después de casi un año de obras y de haber cortado 22.000 árboles, el tren ya no iría junto a la carretera que conecta las dos ciudades, sino que se meterá en la selva, donde se encuentran cenotes y cuevas como las de Sac Actún, Dos Ojos y Garra de Jaguar. “Esta zona es una inmensa reserva de agua dulce de la que dependen la flora y la fauna de la región, pero también la población”.

Check Also

“Un corrupto está muy difícil que pueda enfrentarse a un gobierno, lo hacen polvo”: AMLO a Loret

El mandatario dijo que algunas personas le dicen que ya no insista sobre este tema, pero c…