Andrés Manuel López Obrador presumió este domingo que en México “se ha podido domar la epidemia, en vez de que se disparara”, pues “aquí el crecimiento ha sido horizontal” . Su afirmación es falsa, la epidemia en México ha crecido de forma vertical según muestran los propios datos de la Secretaría de Salud (SS).

El 27 de febrero la Secretaría de Salud informó sobre el primer caso confirmado de coronavirus (COVID-19) en México. Hasta este domingo 26 de abril ya se contabilizan 14,677 casos positivos desde el inicio de la pandemia en el país.

Es verdad que durante los primeros 13 días de la epidemia en México la aparición de nuevos casos fue lenta, lo que permitió mantener una curva “horizontal” como dice el presidente. Al 10 de marzo se contaban 7 casos de COVID-19 en México.

Pero para el 20 de marzo la cifra subió a 203 y para el 23 de marzo la cifra de casos confirmados llegó a 367. Ese día comenzó la Jornada Nacional de Sana Distancia. Pero a pesar de ello el número de contagios siguió subiendo de forma vertical, tal como muestran las cifras de Salud.

El primero de abril los casos confirmados en México eran mil 378, pero el 10 de abril ya sumaban 3 mil 844. El 20 de abril los casos confirmados en México fueron 8 mil 771.

Las defunciones tampoco han crecido de forma horizontal

La cifra de defunciones en México también ha crecido, aunque no de forma tan marcada como el número de casos confirmados. Pero definitivamente tampoco ha sido un crecimiento horizontal. Por ejemplo, el 20 de abril se registraron 26 defunciones, 10 menos de las que se suscitaron un día antes.

Pero el 21 de abril ocurrieron 145 nuevas defunciones por coronavirus (COVID-19). Ese fue el segundo día más letal desde el inicio de la epidemia. El primero fue el 24 de abril, cuando se registraron 152 nuevas muertes por COVID-19.

La letalidad de la enfermedad en México también ha crecido

La letalidad es el porcentaje de muertes respecto al total de infectados por COVID-19. Esas cifras tampoco han tenido un crecimiento horizontal. De hecho, a diferencia de lo que dijo el presidente, la letalidad en México ha crecido mucho más que el promedio mundial.

Hasta el 23 de marzo la letalidad del COVID-19 en México era menor de 1%. Pero desde ese día, ha subido de forma considerable, incluso ya superó las cifras internacionales. Por ejemplo, el 30 de marzo era de 2.56%. El 10 de abril fue de 6.1%, igual que en el resto del mundo.

Pero desde el 14 de abril se separó del porcentaje internacional y la enfermedad de COVID-19 alcanzó una letalidad de 7.52% en México. Desde entonces no ha regresado al promedio mundial y hasta el 26 de abril era de 9.2%

La aceleración de la curva epidemiológica sí ha disminuido

El aumento porcentual de casos confirmados diariamente, o curva epidemiológica tampoco ha sido horizontal. Pero desde el 13 de marzo parece estar disminuyendo progresivamente. Por ejemplo, el 1 de marzo fue de 25%, al día siguiente bajó a 20%. Pero el 11 de marzo subió a 57%.

El 13 de marzo alcanzó su punto más alto desde el 1 de marzo hasta ahora, con un aumento de 73.33% casos confirmados. Desde entonces ha bajado. El 19 de marzo bajó a 38.98%. El 30 de marzo a 10.17%. El 8 de abril subió de nuevo a 14.22%, para el 20 de abril se registró un porcentaje de 6.19% y hasta este domingo era de 6.3%.

Entonces, ni la curva epidemiológica, ni los casos confirmados de COVID-19, ni las muertes registradas por esta enfermedad, ni tampoco el porcentaje de letalidad han mostrado un crecimiento horizontal como dijo el presidente.

Check Also

Arturo Cruz Cabrera y el escándalo del Claustro Doctoral Iberoamericano y la Fundación Liderazgo

Arturo Cruz Cabrera con cargo como Presidente Fundación Liderazgo Hoy A.C. se encuentra en…