La Coordinación de Comunicación Social del gobierno de Cuauhtémoc Blanco gastó en 2019 más dinero del que tenía presupuestado y más dinero que lo que se invirtió en todo el año en infraestructura carretera.

El Centro de Investigación Morelos Rinde Cuentas, una asociación dedicada a investigar temas de transparencia, descubrió que el gobierno del exfutbolista gastó, a través de Comunicación Social, 129 por ciento más de lo que tenía programado.

A pesar de que el gobierno de Morelos solicitó 89 millones de pesos para comunicación social en el Presupuesto de 2019, al final ejerció 189 millones 668 mil 580 pesos, un monto 129 por ciento superior.

Además, como publicó Apro en febrero pasado, el gobierno de Blanco manejó el 30 por ciento de su presupuesto total, unos 10 mil millones de pesos, con total discrecionalidad.

Los más de 189 millones de pesos destinados a comunicación social y publicidad fue un monto superior a lo invertido en carreteras, que fue de 157.5 millones de pesos, o en remodelación de edificios institucionales, con 69.5 millones de pesos.

También fue superior a lo invertido en vías de comunicación, con 32.6 millones de pesos, seguridad pública, con 27 millones de pesos, instalaciones deportivas, con 13 millones, cultura, con 9.6 millones, y obras de salud, con 5.7 millones de pesos.

Roberto Salinas, codirector de Morelos Rinde Cuentas, organismo dedicado a la búsqueda de la información pública, advirtió que el gobierno de Blanco implementa el mismo mecanismo que usaba Graco Ramírez en la pasada administración, que consiste en pedir un presupuesto muy bajo al inicio del año y luego ejercer los excedentes de forma discrecional.

Además, señala, entrega menos recursos a la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), a la que, por orden constitucional, se debe entregar el 2.5 por ciento del presupuesto total.

En la lista, hecha pública por la organización Centro de Investigaciones Morelos Rinde Cuentas, que a su vez la obtuvo a través de la Plataforma México de Transparencia, aparecen los nombres de las empresas de medios e incluye también nombres de periodistas y reporteros de la entidad.

La lista es encabezada por TV Azteca SAB, SA de CV, que recibió 22 millones 968 mil pesos en 2019.

Le siguen la empresa que edita el Diario de Morelos, con 14 millones 940 mil pesos, y una empresa de espectaculares, Grupo Viext, SA de CV, con un monto de 14 millones 565 540.

Luego aparecen la empresa que edita el diario La Unión de Morelos, con 13 millones 500 pesos.

Entre los nueve últimos que aparecen en la lista se encuentra Felipe de Jesús Hidalgo y Costilla Linares, quien se desempeña como tesorero del gobierno del estado, con un monto de 150 mil pesos.

De acuerdo con el Código Penal del Estado de Morelos, el tesorero estaría incurriendo en el delito de peculado, pues según su artículo 279: “Comete el delito de peculado: I. Todo servidor público que para su beneficio o el de una tercera persona física o moral, distraiga de su objetivo dinero, valores, fincas o cualquier otra cosa perteneciente a los poderes, dependencias o entidades (…) o a un particular, si por razón de su cargo los hubiere recibido en administración, en depósito, en posesión o por otra causa”.

Además, el hecho daría razón al inicio de un proceso de responsabilidad administrativa, pues de acuerdo con el artículo 27 de la Ley Estatal de Responsabilidades de los Servidores Públicos del estado de Morelos, la acción de pagarse a sí mismo con recursos del erario de los cuales es responsable, el tesorero estaría cometiendo un conflicto de interés.

Por el monto del recurso que presuntamente distrajo el funcionario, que es igual a mil 775 veces la Unidad de Medida y Actualización en el momento de cometer el delito, por el monto, se considera un delito grave, por lo que no tendría derecho a fianza, sino que se decretaría prisión preventiva durante todo el proceso.

Check Also

Engañan al presidente Trump con títulos falsos

Sí, el de Soñadoras, Eduardo Verástegui. Chance no te acuerdes muy bien, pero este ac…